Illinois Poison Center hotline 1-800-222-1222
43,266

En una emergencia


1.  Llame a la línea de atención telefónica del Centro Contra Envenenamiento (1-800-222-1222) si usted u otra persona se ha envenenado – aunque no esté seguro.

 

2.  Mantenga calmado – la mayoría de las emergencias de envenenamiento se pueden resolver rápidamente.

 

3.  Llame al 9-1-1 si la persona está inconsciente o tiene dificultades en respirar.

 

 

 

Facebook
To all the Moms out there . . . Happy Mother's Day! .
 
Twitter Feed
ILPoisonCenter: RT @Juliedeardorff: Health Canada no longer calls them "energy drinks." Instead, they are "stimulant drug containing drinks." Good idea? .

Testimonio

24/06/2017
Print This Page
AAA

Para compartir su testimonio sobre el IPC haga clic en Cuéntenos su historia o visite nuestra página en Facebook.  

 

Laurie B.

Soy enfermera de la sala de emergencias y mi marido es médico de la sala de emergencias. Mi esposo decidió tomar una equinácea pero accidentalmente la dejó sobre la encimera después de lavarse las manos. Luego ví a nuestro hijo de 4 años mordiéndola, y decidí llamar al IPC. La persona que contestó fue maravillosa y afortunadamente nuestro hijo via estar bien. No hace falta decirlo, AMBOS hemos llamado varias veces por razones más serias…nuestros pacientes. Sobredosis de tylenol, salicilato, antidepresivos, narcóticos y medicinas anticonvulsivantes. También por niños que han tomado los betabloqueantes de su abuela, Ativan y “algunas píldoras amarillas”. Ustedes son un equipo maravilloso, no podríamos hacer tan bien nuestra trabajo sin TODOS USTEDES. 

 

Heather F. 

¡Llamé 3 veces por el mismo niño! Mi hijito que ahora tiene 2 años ha ingerido antitranspirante, malvaviscos recubiertos con adhesivo o crema de afeitar y además se apoderó de mi Zantac y yo no estaba segura de cuántos había tomado. Creía que había tomado sólo uno. Todo el personal del IPC fue muy amable y servicial.

 

Sylwia W.

Soy enfermera de la sala de emergencias y llamo todo el tiempo. Llamé desde mi casa una vez cuando mi hijito tomó el frasco de Tums. Todo el personal del IPC me atendió de manera muy profesional y con mucho cuidado. Me parecen muy valiosas las llamadas de seguimiento y control. Es muy bueno contar con este recurso.

 

Nelida A.

Yo he llamado tanto por razones personales como profesionales. Como enfermera de la sala de emergencias llamo por casos de sobredosis. Como madre tuve que llamar una vez cuando mi hijo ingirió las medicinas de mi esposo. En otra ocasión bebió limpiador "Greenworks". Todas mis experiencias con el IPC han sido muy positivas. Es un excelente recurso. Gracias por su esmerado trabajo.

 

Karin B.

Tengo su imán en el refrigerador, tuve que usarlo una vez y agradecí infinitamente que estuviera allí.

 

Robert Z.

Soy farmacéutico y he tenido que llamar al centro varias veces para solicitar consejos para pacientes, identificaciones de drogas, etc. Lamento no haber podido hacer mi donación antes del vencimiento del plazo del recaudador de fondos, pero continuaré mandando mis donaciones directamente al centro. ¡Que tengan un buen día!

 

Lora M.  

¡Soy una fanática del centro! Soy enfermera escolar certificada y enfermera familiar profesional y luego obtuve el certificado de educador en prevención de envenenamiento. Aprecio mucho todo los excelentes recursos que ofrece el IPC y que puedo compartir con los niños y sus padres. Tengo información en mi consultorio en inglés y español. Muchas gracias IPC.

 

Crystal W. 

El IPC ha hecho una excelente trabajo. He disfrutado mucho dictar los talleres de seguridad del IPC durante los últimos 5 años. Espero continuar en las escuelas, iglesias y centros comunitarios si me permiten hacerlo.

 

Penny L.

¡Soy una fanática del centro! Todos mis estudiantes de enfermería pediátrica se han formado o se están formando como educadores de prevención contra envenenamientos.

 

Edward S.

Como estudiante de farmacia en el Chicago State College of Pharmacy, una de las más importantes y agradables de todas mis actividades es ir a la comunidad y hacer presentaciones sobre prevención de envenenamiento en las escuelas primarias locales. Agradezco al IPC por darnos el apoyo que necesitamos para preservar la seguridad de nuestra comunidad durante varias generaciones.

 

Pat B.  

El programa del IPC es uno de los más valiosos de Illinois. He utilizado sus servicios muchas veces en la sala de emergencia y también desde mi casa. No hay palabras suficientes para agradecer toda la asistencia y la información que recibí. Por favor mantengan el Centro contra el Envenenamiento abierto para todos.

 

Lynsey S.

¿Qué hace uno cuando se encuentra con su niño de 18 meses comiendo y cubierto de pasta de diente? ¡Llama al Centro de Illinois contra el Envenenamiento! ¡Gracias!    

 

Linda S.

Fue muy bueno contar con los recursos que me facilitaron para mi presentación durante el mes contra prevención de envenenamiento de Illinois, especialmente para la reunión de nuestro comité de padres. Gracias por todo lo que hacen.

Cuando mis hijas pasaron de ser recién nacidas a bebés que gateaban por toda la casa y luego curiosas deambuladoras dispuestas a explorar todos los sabores, texturas y olores, yo sabía que la línea gratuita del centro de control de envenenamiento era un número al que podía acceder en un abrir y cerrar de ojos. Agregue este número a la lista de contactos de su celular: 1.800.222.1222 www.springfieldmoms.org  

Dee L. 

El IPC es muy valioso, especialmente para educar al público. Siempre me aseguro de darles el número de teléfono del IPC a todos los padres de recién nacidos. Gracias por todo lo que hacen.

 

Jeanne Z.

He llamado al IPC como enfermera trabajando en la sala de emergencias, como enfermera escolar y como madre. El IPC es un recurso muy valioso para todos nosotros.    

 

Michele R. 

¡El personal del IPC es maravilloso! Llamé en estado de pánico cuando mi hija ingirió pintura. El Dr. Brown fue maravilloso. Es muy profesional y accesible, además de tener mucha paciencia con las madres angustiadas. :) ¡Gracias IPC! 

 

Pam O.

¡El IPC es un recurso maravilloso! Nunca olvidaré el día que llamé al centro en estado de pánico cuando mi hija de 2 años tomó y comió unas bellotas rojas de un arbusto mientras estábamos de paseo y yo me aterré. Sus profesionales me ayudaron a mantener la calma y me dijeron qué hacer. Mi hija tiene 25 años ahora. Más recientemente me ayudaron cuando mi mamá de 85 años tomó accidentalmente una dosis excesiva de una de sus medicaciones. Terminamos en la sala de emergencia, pero ustedes ayudaron a salvarle la vida. Gracias.

 

Anne P.

Soy  consultora de enfermería pediátrica del servicio de control de salud de Illinois y atiendo 12 condados rurales del Sur de Illinois. Me dedico a la educación en prevención de envenenamiento de profesionales de la salud y de niños. La información que utilizo es la del Centro de Illinois contra el Envenenamiento. No me puedo imaginar que haría sin su apoyo. Me resultaría mucho más difícil acceder a esta población vulnerable. 

 

Barbara W. 

Los hospitales rurales y los servicios de emergencia no podrían funcionar sin su asistencia. Me complace mucho ofrecer mi apoyo a la causa para preservar el Centro de Illinois contra el Envenenamiento.

 

Faith M.

Gracias IPC por estar disponible para nosotros. Soy enfermera en una pequeña sala de emergencia y hemos utilizado los servicios del IPC en diversas oportunidades. ¡El personal ha sido increíble!

  

Everyday Life as Lyric Poetry

Sólo he tenido que llamar a la línea gratuita del centro de envenenamiento una vez en mi vida, agradezco a Dios y toco madera. Fue muy aterrador, pero ellos se mantuvieron calmos y serviciales y sus recomendaciones sirvieron. Me tranquiliza saber que el IPC existe.

Bookmark and Share
 
Donate to the IPC
ILLINOIS POISON CENTER
222 South Riverside Plaza, Suite 1900, Chicago, Illinois 60606
Phone: 312-906-6136 TDD: 312-906-6185 Fax: 312-627-8006